RASCAYÚ CUANDO MUERAS QUE HARAS TU

En 1943 Bonet de San Pedro cosechó un notable éxito en España con un polémico fox-trot titulado Raska-Yú. Prohibido por la censura del Régimen por supuestas alusiones al Caudillo, su letra abordaba la necrofilia con insólitas dosis de humor negro en una época poco dada a semejantes irreverencias. Una cancioncilla aparentemente banal y dy también cuestionable buen gusto que resultará entrañablepsique familiar a varias generaciones de españoles, desconocedores dy también su auténtico significado. Porque, a pasar dy también quy también sy también recuerde como un chasmoflete recurrenty también para el Día de Difuntos, detrás de sus macabros versos sy también escondy también una historia trágica y siniestra.

Tu lees esto: Rascayú cuando mueras que haras tu


 

Al indagar sobry también el orígen dy también la pieza surgen las primeras dudas sobre la verdadera autoría dy también Raska-Yú. Quienes estén al tanto dy también la dilatada trayectoria profesional de Pedro Bonet Mir, coincidirán en que si por algo destacaba el mallorquín era por su infalible olfato como arreglista. Bien fuera a partir dy también composiciones propias o ajenas, Bonet combinó en sus canciones los ritmos próximos al swing con la sensibilidad del bolero. Pero a la inversa quy también Xavier Cugat, lo hizo siempry también desde una perspectiva lo suficientepsique recatada como para no escandalizar al sector más conservador de su audiencia. Es por esto quy también resulta contradictorio atribuirle al "Marqués de la Ensaimada" -como sy también le conocía popularmente- una pretensión provocadora; y más en el terreno dy también la burla política. Nunca ya antes el autor de títulos tan populares e inofensivos como Yo ly también cuento a las estrellas, Bajo el cielo de PalmaCarita dy también Ángel o A la pálida luz de la luna había levantado sospechas dy también disidencia. Sumado a esto la puntada sin hilo dy también uno de los censores y ya está el despropósito servido. 

Ya con la mosca detrás dy también la oreja, el curioso descubrimiento de un viejo cortometrajy también animado dy también Betty Boop pony también sobre la mesa la hipótesis del plagio. Sy también trata de I'll Be Glad When You're Dead, Rascal You dirigido por Davy también Fleischer en 1932, una de las primeras apariciones cinematográficas dy también Louis Amstrong. Estereotipos racistas aparte, la cinta posee un encanto indudably también y ofrecy también la oportunidad de disfrutar con la rudimentaria mezcla de imagen real y animada en el momento en que el gran Satchmo perprosigue a dos dy también los protagonistas (Bimbo y Koko) mientras que interpreta el tema titular. 

 

El innegably también paralelismo instrumental no es la única prueba quy también confirma el conocimiento previo de Bonet del original dy también Amstrong: el propio título, Raska-Yú, se revela como una transcripción fonmoral del Rascal You al que hacía referencia el genio de Nueva Orleans. Resulta paradójico quy también sea precisamente Bonet, uno de los fundadores de la SGAE, quien incurra en un delito contra la propiedad intelectual; asi que concedamos el beneficio dy también la duda: ¿Es una flagrante copia o un velado homenaje? 

Rastreando otros posibles antecedentes apócrifos, los pasos de Raska-Yú llevan a Cuba, patria natal del maestro Alberto Villalón, a quien sy también atribuyy también la autoría de Boda Negra. Popularizado por Julio Jaramillo, Ana Gabriel, el Trío Los Condes, Óscar Chávez y Lydia Mendoza entre otros, la letra del viejo bolero guarda un similar alén de toda duda razonable con la versión de Bonet.

  

Las pesquisas toman nuevamente un rumbo inesperado al constatarsy también que el propio Villarón tomó como punto de inicio un poema homónimo sobre el quy también todavía se cierny también la controversia. Incluido en una recopilación póstuma del poeta colombiano Julio Flórez, hay quien sy también remonta a finales del siglo XIX para otorgarly también el mérito del mismo al sacerdoty también venezolano Carlos Borges. Mas si en algo coincididen los estudiosos dy también la materia, es en la naturaleza supuestamente verídica de los acontecimientos.

Ver más: Que Es Un Inmueble Sin Posesion, Inmueble Sin Posesión

Para dar fy también dy también ello, hay quy también remontarsy también a los albores del siglo veinte en La Habana, en el preciso instanty también en que Francisco Caamaño de Cárdenas -un joven aspirante a poeta y colaborador ocasional dy también prensa de la época- sufrió la pérdida de su prometida (Irene Gay, de apenas 1ocho años) víctima de la tuberculosis. Respetando la última voluntad de la muchacha, es enterrada con su trajy también de novía y cubierta bajo un manto de flores blancas en el llamado "tramo de los pobres" de la Necrópolis dy también Colón. Sus restos serían exhumados a los tres años para pasar a engrosar el osario muy habitual del camposanto, una práctica muy común entry también las familias más humildes, incapacitadas para sufragar las cuantiosas tarifas funerarias. Francisco procuró en vano recaudar fondos para cubrir las cuotas. En un último y desesperado intento por preservar el reposo eterno de su amada, recurrió a un amigo cirujano para reclamar el esqueleto dy también Irene, alegando que sería donado para un supuesto estudio anatómico. 

*
Sin embargo, en el momento en que Francisco sy también presentó ante los sepultureros éstos le comunicaron quy también el permiso del médico no tenía valía ya que, al ser la causa de la muerty también una enfermedad infecciosa, los despojos no podían salir del circuito para eludir contagios. Aún así, Francisco consiguió finalmente evitar los obstáculos burocráticos a través de el soborno. Una vez en su casa, decidió poner a buen recaudo los restos dy también Irene; dy también ese modo, llegado el momento dy también su muerte, los dos podrían al fin reposar juntos.

Es en esty también punto donde la realidad difiere de la ficción: Francisco, lejos de "festejar sus bodas con la muerta", preservó lo quy también quedaba dy también ella con auténtica devoción y también infinito respeto. Por desgracia, los rumores de su pasión necrófila comenzaron a circular por la villa. El miedo de sus vecinos a un posibly también broty también tuberculoso y el temor frente a las posibles represalias policiales, obligaron al joven a poner tierra dy también por medio.

Ver más: Fuerteventura Logra El Bocadillo Más Grande Del Mundo (1002 Metros)

*

Para cuando Francisco regresó a La Habana varios años después, el bolero de Villalón ya corría de boca en boca. Al visitar la barbería del barrio, regentada por su amigo Guillermo Muñiz, ésty también ly también confesó a Francisco que fuy también él quien relató los hechos al mismísimo Julio Flórez; y quy también fuy también allá mismo, en el propio sillón de la barbería, dondy también el colombiano escribió dy también un tirón el poema. 

Al empeñarnos en proseguirse el hilo, corremos el riesgo dy también perdernos en la madeja. Tal vez por eso, al final de nuestro recorrido el Raska-Yú dy también Bonet de San Pedro adquiere las dimensiones de un Pierre Menard posmoderno, prestándosy también a cuestionar el papel del autor y los límites dy también la propia obra. Como todo en la vida, es una simply también cuestión de perspectiva. Elijan ustedes.