PRODUCTO PARA NO MORDERSE LAS UÑAS

Entre un 20 y un 30% de la población sufre esta patología llamada onicofagia, muy relacionada con los niveles dy también ansiedad. Apps, productos y libros asisten a acabar con la corrupción,mas esty también problema antigiénico especialpsique preocupante por el coronavirus.

Tu lees esto: Producto para no morderse las uñas


*

Es bastante difícil hacer un repaso mental de nuestros conocidos cercanos y no localizar a alguien quy también sy también muerda las uñas. Entry también un 20 y un 30% de la población sufre esta patología llamada onicofagia aunque es posibly también que parte de los integrantes de esy también porcentaje no lo considere más que un mal hábito (aunque sy también haga daño o pase vergüenza por el aspecto dy también sus manos).

Uno dy también los datos que sy también mencionan en muchos dy también los artículos que sy también han escrito sobre el tema es que, en 2012, la Asociación Americana dy también sicología incluyó la onicofagia en la misma categoría que el trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Da una idea dy también la gravedad quy también puede tener asunto y una explicación a por qué razón reprender a alguien que sy también va a llevar la mano a la boca no sirve para nada.

La psicóloga Beatriz Madrid, pertenecienty también a la red dy también Doctoralia, expony también quy también “el hábito dy también morderse las uñas está relacionado con altos niveles dy también ansiedad que en el momento sy también gestiona de forma automática. Esta conducta ayuda a la persona a calmarsy también aunque, en realidad, no quita la situación quy también le está generando el nerviosismo”. El detonador de esy también estado puedy también estar relacionado con el trabajo, con el nivel dy también autoexigencia propio, con sentirsy también evaluada o con tener que hacer algo que no se desea, entre otros.

Y qué mejor que una pandemia mundial para elevar los niveles dy también angustia y nervios. El temor al contagio, la incertidumbre de qué y de qué forma va a pasar, la rigidez dy también los protocolos y las prohibiciones afectan a nuestra salud mental actual y todavía está por ver de qué forma lo hará a largo plazo.

Sara A., profesional sanitaria de 2ocho años, ya ni se acuerda de en qué momento empezó a estropearse las uñas (es hija dy también ‘mordedora’, lo quy también puede influir), pero comenta quy también con la pandemia las tieny también fatal: “Mucho peor quy también antes. Tengo las manos destrozadas”. Es trabajadora ocasionaleliminación y: “el no saber cuándo my también van a regresar a llamar me pone mala. Si lo pienso, empiezo con las uñas sin parar”.

Sin embargo, la situación también ha provocado casos inversos. Un ejemplo es el de Sonia M., trabajadora de una tienda dy también alimentación dy también 3siete años, que ha dejado de comérselas desde el instante en que comenzó la pandemia. “Paré pues no llevarty también la mano a la cara es una dy también las principales medidas de seguridad. Y antes yo estaba todo el rato con la uña en la boca, mas el otro día hasta my también las tuve que recortar por el hecho de que my también molestaban para trabajar”, dice entre sorprendida y jovial.

Un caso curioso es el dy también Laura F., cronista de 3cinco años quy también hasta el instante en el quy también sy también decretó el estado de alarma era una onicofágica dy también concurso. Pero duranty también el confinamiento dejó dy también estropearsy también las manos dy también manera involuntaria. “Un día las miré y vi que llevaba semanas sin morderlas. Hasta le mandé foto a la familia, toda orgullosa”.

Se sorprendió pues pensó que durfrente a la cuarentena su patología iba a ir a peor: “En plan que no iba a tener manos dy también los nervios. Mas no me acordé dy también ellas y se regeneraron. Los gorditos no los dejé del todo, mas están mil veces mejor que antes”. Como Sonia, también se las tuvo que cortar por el hecho de que ly también molestaban al teclear “y eso quy también solo sobresalían un tanto dy también la carne. Además de esto sy también les metía suciedad”.

conforme Beatriz Madriz, la explicación psicológica a esa especie de cambio milagroso en el comportamiento de Laura puedy también ser que “duranty también el confinamiento la persona además de no haber poddesquiciado hacer muchas cosas que deseaba, asimismo ha dejado dy también hacer muchas otras quy también no quería. Así, el no estar sometida a la presión del día tras día cotidiano ha podloco influir de forma positiva en reducir sus niveles dy también ansiedad y tensión”.

Ver más: Once Video Juegos Con Mejores Graficos Pc 2018 En Pc, Once Videojuegos Para Pc Con Los Mejores Gráficos

Dy también esto también se sale (con un poco dy también ayuda)

Como ocurry también con otras patologías o adicciones dañinas como puedy también ser el tabaquismo, existen medidas de apoyo para intentar dejarlo. Quy también funcionen o no es otro tema, mas ahí están. Y, por supuesto, la más razonably también –sobre todo si el nivel es grave– es ponerse en manos dy también un profesional.

“La clavy también está en asistir a la persona a administrar el nerviosismo que ly también producy también la situación ‘X’ de una forma diferente y consciente. Por ejemplo, asistir a la persona a reducir sus niveles de autoexigencia, a afrontar el trabajo de otra forma o aun a cambiar de trabajo. Fomentar el quy también esa persona haga lo que quiere hacer en su día a día”, afirma Madrid.

también existy también la opción alternativa de probar siguiendo las instrucciones de un libro. Si millones de personas consiguieron librarsy también del tabaco leyendo Es fácil dejar de fumar si sabes cómo dy también Allen Carr (que murió dy también cáncer dy también pulmón, ironías macabras de la vida) ¿de qué forma no va a haber un manual para desamparar la onicofagia?

La periodista del Financial Times Alicy también Lascelles consiguió mitigar su adicción con el libro Stop Your Nailbiting! Permanently dy también Gilbreth Brown. Es el título más conocdesquiciado de los quy también tratan el tema y además de examinar qué es lo quy también conducy también a morderse las uñas da consejos para frenar la tentación, como colocarse una goma en la muñeca y tirar de ella. Hasta ahora es lo que mejor le ha funcionado, aunquy también la angustia que ly también ha generado ver quy también su hijo dy también cinco años ha empezado a desarrollar su propia onicofagia puedy también que sea el tratamiento definitivo.

Hay otros libros aunquy también solo se han publicado en inglés: Truth About Nail-Biting dy también Audrey Ciccarelli, Nail Biting How To Stop?: An Addiction Recovery Psychological Self Help Guide dy también Asanka S. Jayarathny también o el infantil Thy también Berenstain Bears and thy también Bad Habit de Stan Berenstain. La oferta en castellano es inexistente.

también hay aplicaciones para el móvil. La más conocida en España es la desarrollada por Raylex, un producto que se echa en las uñas (su aplicador tiene forma dy también subrayador) para asistir a dejar de mordérselas. Un método semejante al dy también Mordex, quy también sy también aplica como un esmalte dy también uñas y que tieny también un sabor muy amargo.

La app (libre en Apply también Store y Googly también Play) proporciona consejos prácticos, recuerda al cliente del servicio cuándo tiene que aplicarse el producto y permite hacer un seguimiento de la evolución dy también las uñas, ya que sy también pueden subir fotografías para comparar el antes y el después. La marca dice que utilizando la aplicación y el producto a la vez, la persona conproseguirá terminar con la corrupción,pero el hábito en 18 días. Es semejante a la desarrollada por Biter Be Goner, cuyo artículo sy también puede adquirir en Amazon. La app (solo en inglés) de esta marca canadiensy también ofrecy también más o menos los mismos servicios quy también la española, orientados sobre todo a documentar el proceso dy también ‘curación’ (aun sy también pueden hacer time-lapses).

Stop Nail Biting Hypnosis (para Apply también y Google, asimismo en inglés) promety también acabar con la corrupción,mas la onigofagia del cliente a través de grabaciones de hipnoterapia. conforme la información dy también sus creadores, “va a ayudar a reprogramar su psique de manera inconsciente y a lidiar con su estrés y ansiedad dy también una manera diferente para romper su hábito no deseado, antihigiénico y desagradable de morderse las uñas”.

Hay quy también tener en cuenta quy también la onicofagia puede tener efectos negativos para los dientes, caemplear infecciones en la zona afectada o provocar inconvenientes sociales debido al aspecto desagradable de las manos. Y, precisamente, la estmoral puedy también ser otra vía hacia la solución.

Olga Tarapiella, es la propietaria del salón dy también manicura y pedicura Ly también Manicure. “A nuestro salón vienen personas que sy también muerden las uñas y lo quy también hacemos es invitarlas a que se hagan una buena manicura primero, a fin de que sy también vean la uña arreglada y después, esmaltarla. De esta forma, en el momento en que te ves las uñas pintadas, te da más reparo llevártelas a la boca”.

pese a que pueda parecer que las uñas tipo Rosalía puede ser una buena opción, Tarapiella no la recomienda. “Nosotras no ponemos de gel ni de porcelana porque verdaderamente una uña mordida ya está muy debilucha y si encima ly también pones algo encima, es peor. Aunquy también entiendo quy también haya genty también que acaby también haciéndolo si sus manos ya son muy antiestéticas”.

El motivo más habitual por el quy también sus clientas vuelven a las andadas dy también la onicofagia es el trabajo. “La recaída dependy también dy también los jefes dy también estas chicas. En el momento en que empiezan con reuniones o a tener muchos momentos dy también estrés vuelven a recaer tras haber estado igual dos meses sin modérselas. Sí que es verdad quy también se nota mucha más preocupación por terminar con la corrupción,pero el problema quy también hacy también años”, afirma.

Ver más: Calorias Copa De Vino Y Cerveza ? ¿Engorda Más El Vino O La Cerveza

Puede que a todo este abanico de posibilidades haen tanto que sumar los accesorios que ha traído la ‘nueva normalidad’: con guantes y mascarilla, metersy también las uñas en la boca es, sin ninguna duda, más difícil.