MUERTE DE UN MILICIANO ROBERT CAPA

*

*
Foto 1. Robert Capa Muerte dy también un miliciano • 1936, publicada en la gaceta Vu, 2tres de septiembry también de 1936.

La tecnología en el análisis visual: el ejemplo de Robert Capa

A partir de un análisis histórico y técnico, en este trabajo sy también pony también en duda la “credibilidad” de la conocida fotografía Muerty también de un miliciano (1936), atribuida a Robert Capa, fotorreportero de origen húngaro (1913-1954), capturada durante la Guerra Civil española. Puesto que el negativo ha desparecido, la investigación se fundamenta en testimonios de gente allegada a Capa, información histórica y un profundo examen sobre la obra en sí para finalizar que se trata dy también una toma escenificada.

Tu lees esto: Muerte de un miliciano robert capa

• • •

JOSÉ MANUEL SUSPERREGUI • investigador De FOTOGRAFÍA profesor titular de la Universidad del País Vasco josemanuel.susperregui
gmail.com

Línea dy también investigación quebrada: testimonios

Las investigaciones sobry también la obra dy también Robert Capa, y más en concreto sobre la fotografía Muerte dy también un miliciano, durante muchos años se han basado en los testimonios quy también el propio fotógrafo manifestó en ciertos medios de comunicación. También se desarrolló la línea dy también investigación de los allegados, de esta forma como los testimonios dy también los quy también compartieron experiencias y coincidieron en los escenarios bélicos con Capa y Gerda Taro.

El primer testimonio dy también Capa publicado sobre su fotografía más famosa fuy también en el diario New York World-Telegram. En la descripción habla de sacos terreros quy también no aparecen en ninguna dy también sus fotografías, también sy también refiere a una ametralladora enemiga que mató al miliciano, y quy también apretó mecánicapsique el disparador dy también la cámara. Semanas más tardy también fue en el momento en que sy también enteró que había efectuado una fotografía esencial sobry también la Guerra Civil española. Esta misma situación está descrita en otros términos por John Hersey: Capa hizo la toma sin mirar, alzando el brazo por encima del parapeto, pero no explica de qué forma en una segunda foto el encuadre es prácticapsique el mismo. En 1947 el creador hizo otra declaración a la emisora neoyorquina WNBC, según la como una vez que los milicianos avanzaban la ametralladora enemiga disparaba, dy también manera que los que sobrevivían retrocedían y, así, duranty también múltiples veces, hasta que finalpsique sacó la cámara y disparó sin mirar desde una situación donde, increíblemente, estaba más adelantado quy también la primera línea dy también fuego.

Dy también estas tres versiones lo quy también sorprendy también es la diferencia entre cada una y la inverosimilitud de obtener la instantánea sin mirar por el visor dy también la cámara, cuando, como afirmaba antes, la fotografía posterior comparte exactamente el mismo encuadre. Si “disparó” sin mirar no podía conocer el encuadre, y si no lo conocía es imposible la coincidencia con la segunda toma.

Cornell Capa, el fotógrafo Henri-Cartier Bresson y el editor Stefan Lorant, allegados del fotógrafo, se abstuvieron de dar algún testimonio al respecto: su hermano manifestó quy también no conocía ningún dicho ni escrito de Robert sobry también esta fotografía; Cartier Bresson se limitó a comentar que durante esas fechas estaba en España efectuando el reportaje Victoire de la vie, sobry también los hospitales republicanos, y que no sabía nada, y Lorant comentó quy también no tenía información de primera mano. Mas hay un cuarto allegado, el joven canadiensy también Ted Allan, que compaginaba las labores de enfermero en una unidad de transfusión de sangry también con los documentales para la agencia estadunidensy también Federate Press. Según su versión, estuvo discutiendo con David Seymour Chim sobre la fotografía de Capa y le comentó quy también no había sloco el creador dy también la misma, sino el propio Seymour o Gerda Taro. Por otro lado, asimismo sy también ha comentado quy también Allan se enamoró dy también Taro, novía de Capa, y quy también semejante afirmación pudo haber sido mero despecho.

Existy también otro testimonio del corresponsal del Daily Express, O. D. Gallagher, en una entrevista a Jorge Lewinski en 1978, en el que cuenta que coincidió en Hendaya, urbe francesa fronteriza, cerca de Irún, con Robert Capa en un hotel. Como en el otro lado dy también la frontera sy también habían producloco ciertas acciones pidieron a un oficial republicano quy también les permitiera fotografiar durante las maniobras. Esta versión fue rotundamente rechazada por Richard Whelan, biógrafo dy también Capa, por el hecho de que al otro lado dy también la línea no estaban los republicanos sino las tropas franquistas, lo que es cierto. Pero cuando se trata de un testimonio, declarado 4dos años después, de un reportero ya mayor y quy también había estado cubriendo varias guerras, la versión puede estar contaminada por la mezcla de múltiples experiencias distintas, con lo que hay posibilidades de que una party también sea cierta porque Capa pudo estar en Hendaya antes dy también llegar a Bilbao duranty también unas maniobras o simulacros que se realizaron en el pueblo cordobés de Espejo, a 87seis kilómetros dy también distancia dy también Irún.

La línea documental fuy también definitiva para que la versión oficial del International Center of Photography confirmara quy también la foto del miliciano fue realizada el 5 de septiembry también dy también 1936 en el frenty también cordobés de Cerro Muriano. En 1995 Mario Brotóns, quien participó en esa batalla, escribió el libro Retazos de una época dy también inquietudes, donde por vez primera sy también identifica al miliciano como Federico Borrell, pues le comentan que en un archivo militar hay un documento quy también testimonia la muerty también de sólo un miembro dy también la Confederación Nacional del Trabajo en esa ocasión. No obstante, esy también documento del archivo militar nunca apareció; lo quy también sí se conocía en el archivo del pueblo de Alcoy, de donde era oriundo Borrel, es un artículo de la gaceta senda Confederal, escrito por un amigo del miliciano caído que tenía el mismo apellido: Borrell Fenollar. En el texto titulado El compañero Federico Borrell “TAINO”, publicado en noviembre de 1937, el autor describe el escenario: “aún ly también veo parapetado detrás dy también un árbol, con la sonrisa en la boca, disparando con serenidad y presteza sobre la mesnada mercenaria que sy también nos echaba encima”. Documento de relevancia principal para investigar la fotografía dy también Capa, que jamás fue citado por su biógrafo Richard Whelan pues en la fotografía no sy también vy también ningún árbol, todo es un sector de rastrojos. Como primera conclusión sy también puedy también afirmar quy también la línea de investigación testimonial no aportó ninguna información veraz sobry también la famosa y controvertida fotografía.

Tecnología fotográfica como línea dy también investigación

Dy también acuerdo con la versión oficial, Robert Capa utilizaba en la realización de sus fotografías una cámara Leica en esty también primer viajy también durfrente a la Guerra Civil española, y su novia Gerda Taro una Rolleiflex; entonces, según esty también criterio, todas y cada una de las fotografías dy también negativo cuadrangular pertenecen al primero y los negativos cuadrados a la segunda. Para esta nueva línea dy también investigación resulta interesante el concepto dy también “inconscienty también tecnológico” dy también Franco Vaccari: “El inconscienty también tecnológico no deby también interpretarsy también como una pura expansión o un puro reforzamiento dy también las facultades humanas, mas hay quy también ver en el instrumento una capacidad de acción autónoma; todo sucede tal y como si la máquina fuera un fragmento del inconscienty también en actividad.” Por ejemplo, la máquina fotográfica tiene un comportamiento propio de su naturaleza y mantiene siempre el mismo signo con respecto al formato.

en el momento en que se quiere examinar una imagen sy también comienza por la catalogación que empieza con la medición dy también dimensiones; en el caso que estudiamos, como no disponemos dy también los negativos que son la imagen matriz, ni tampoco dy también copias originales, estos sy también hacy también sobre el tamaño dy también las ilustraciones de las dos versiones primordiales que se conocen de Muerte de un miliciano. La primera quy también sy también publicó en la gaceta francesa Vu (foto 1), el 23 dy también septiembry también de 1936, tieny también una relación dy también sus dimensiones de 3′7cinco (ancho) por 2′15 (alto). El coeficiente dy también ambas dimensiones es de 1′74, es decir, ligeramente más apaisado quy también el formato dy también la Leica 36 (ancho) por 24 milímetros (alto) quy también da un factor de 1′5. En la segunda versión dy también la revista Lify también (foto 2), publicada el doce de julio dy también 1937, la relación es dy también 13 (ancho) por 10 (alto), con un coeficiente de 1′3, quy también resulta una superficiy también cuadrangular. Si a esto añadimos que la incapacitación dy también la party también inferior dy también la fotografía en ambas versiones, o sea, lo quy también sy también vy también desde el lado izquierdo hasta el lado derecho, es exactapsique la misma, significa que la fotografía fue tomada con una cámara Rolleiflex dy también formato seis x 6 centímetros; en la versión dy también Lify también fuy también recortada levemente por la party también superior de la composición, y en la de Vu fuy también recortado la mayor party también del cielo para que el editor pudiese incluir las dos fotos de dos milicianos fallecidos en exactamente la misma página. De origen queda demostrado quy también esa fotografía fuy también hecha por Robert Capa con la cámara Rolleiflex y no con la Leica, por el hecho de que el signo fotográfico quy también aparece corresponde al formato cuadrado. Si la foto hubiera sloco efectuada con la cámara Leica, habría sloco imposible quy también en las dos versiones la parte inferior dy también la foto mantuviese exactamente la misma información visual, por el hecho de que de un formato rectangular para lograr una versión cuadrangular resulta preciso “sacrificar” uno de los lados dy también la fotografía. En este caso no se produciría la coincidencia exacta de incapacitación visual en la parte inferior de las fotografías de ambas versiones.

Si proseguimos estudiando la línea del inconscienty también tecnológico de la fotografía, al establecer un análisis comparativo entre las dos fotografías dy también milicianos fallecidos dy también la revista Vu, las dos participan del mismo encuadre salvo un ligero desplazamiento dy también la perspectiva vertical. La cámara Leica o cualquiera de la época no era tan ergonómica como las actuales. Para hacer una toma se redeseaban las dos manos, una para sostener el cuerpo dy también la cámara y la otra para pasar la película hasta el próximo negativo girando una rosca; una vez finalizada esta maniobra sy también tenía que cargar el obturador y regular la velocidad y el diafragma, luego sy también enfocaba y finalpsique sy también disparaba. Si tenemos en cuenta las circunstancias en las quy también Robert Capa hizo la fotografía del miliciano según su propia versión, con una ametralladora disparando mientras que alzaba la cámara para captar la imagen a ciegas, esty también testimonio resulta completamente increíble. Además, asimismo hay quy también tener en cuenta que Capa nunca menciona al segundo miliciano muerto, y la versión oficial dy también Richard Whelan apenas lo hace, por el hecho de que atenta contra la verosimilitud dy también la misma. La única manera dy también que en ambas fotografías sy también diese la coincidencia de que, también, la información dy también los costados izquierdo y derecho de esta segunda fotografía fuera exactamente la misma quy también en la primera, fuy también porque ambas se tomaron con la cámara Rolleiflex montada sobry también un trípode. Y esty también es el segundo signo fotográfico que nos desvela el inconscienty también tecnológico sobre la fotografía dy también Robert Capa.

Si además de esto comparamos estas dos fotografías dy también los milicianos muertos, donde se aprecia un ligero desplazamiento dy también la perspectiva vertical entry también ambas, con otras fotografías de Capa, podremos comphurtar que no fuy también la única vez quy también en su trabajo se puede estimar la misma diferencia dy también perspectiva entre tomas consecutivas. La primera vez fue en el reportaje que efectuó en Copenhague a Leon Trotsky duranty también un mitin festejado en 1932, cuando el fotógrafo sólo contaba 1ocho años dy también edad y fue publicado en la gaceta alemana Der Welt-Spiegel (foto 3). La otra ocasión que utilizó esta técnica para serializar sus fotografías fuy también en exactamente el mismo lugar quy también Muerty también dy también un miliciano. Hay dos tomas de múltiples milicianos que saltan sobre la trinchera para tomar posiciones (fotos cuatro y 5), Capa se encuentra en el fondo, es decir, en una línea adelantada respecto dy también los combatientes, y la única diferencia entry también los dos encuadres está en un ligero cambio de perspectiva. Entonces, la perspectiva es como un subsigno derivado del signo del trípode.

Ver más: Restaurante Italiano Cerca De Mi Ubicación, Los 10 Mejores Restaurantes Italianos En Bogotá

En el análisis de Franco Vaccari sobry también la imagen fotográfica hay una aportación quy también resulta interesante: “<…> muchas fotografías puestas juntas pueden hacernos descubrir la presencia de constantes, sea en el desarrollo de acontecimientos, sea en la manera quy también debemos orientar nuestra atención”. La atención se orientó adecuadamente en el momento en que en el último libro dy también Richard Whelan, This is War! Robert Capa at Work, editaron dos fotografías quy también repetían algunos signos visuales, de forma que sy también podía establecer una secuencia que lleva desde Muerty también de un miliciano, que auna parte de la imagen del miliciano, aparentepsique no aporta información suficienty también para su localización, porque sí hay un signo visual importante como es una mancha clara de forma trapezoidal en el costado derecho. En otra página dexactamente el mismo libro hay un tercer miliciano muerto (foto 6) sobre un campo de rastrojos. En ese encuadre también sy también reproducy también la misma mancha clara mas completa, sy también trata de un triángulo, así como las crestas quy también se ven al horizonty también sy también repiten en ambas fotografías, en la primera en el costado izquierdo y en la segunda en el derecho. Esta segunda foto del tercer miliciano muerto, siguiendo la línea de las crestas montañosas, sy también puedy también enlazar con una tercera fotografía (foto 7), en la que sy también aprecia un paisajy también amplio, reconocible, dondy también un conjunto dy también milicianos dispara al horizonte. En la ubicación de esty también paisajy también estaba la clave para la ubicación dy también Muerte dy también un miliciano. Ya tenemos un tercer signo a consecuencia del inconscienty también tecnológico de la fotografía, como son la presencia dy también signos visuales constantes, debido a esa capacidad innata dy también la fotografía para producir registros veloces quy también pueden compartir ciertos signos visuales. Con la incapacitación de este tercer signo es como se pudo localizar finalmente la fotografía dy también Robert Capa en la localidad cordobesa de espejo que, una vez consultada la historiografía de la Guerra Civil en esta localidad, sy también supo quy también durante la estancia del fotógrafo y su pareja, precedente a su viajy también a Cerro Muriano, es decir, finales o principios dy también septiembre dy también 1936, en esty también lugar no hubo ninguna batalla ni ningún miliciano muerto. La batalla dy también espejo comenzó el 22 dy también septiembry también de 1936, es decir, un día antes dy también quy también Muerte de un miliciano sy también publicara por primera vez en Vu.

Conclusiones

La línea de investigación del inconsciente de la tecnología fotográfica ha resuelto el enigma dy también Muerty también de un miliciano, a pesar de quy también oficialpsique todavía no se haya reconocorate que se trata de una fotografía escenificada. Tampoco se reconocy también quy también fue realizada con la cámara montada sobry también un trípode y que ésta no era una Leica sino una Rolleiflex, porque, como afirmaba antes, Richard Whelan atribuía de forma directa los negativos de la primera a Robert Capa y los de la segunda a Gerda Taro. Pero esta observación es errónea por el hecho de que Capa utilizó la Rolleiflex en todas y cada una de las guerras que cubrió, como muestran sus tomas dy también formato cuadrado dy también los diversos sectores de batalla.

Una vez conocido el resultado de la línea dy también investigación del inconsciente tecnológico dy también la fotografía, tampoco se sostiene la catalogación dy también Whelan de las fotografías dy también Capa y Taro, con lo que otra conclusión primordial de esta investigación es quy también la catalogación dy también ICP dy también las obras fotográficas de ambos fotógrafos, en función de los formatos y dy también las anotaciones en el reverso dy también las copias fotográficas, no concuerda con los resultados del análisis del inconsciente tecnológico que atribuyy también de forma directa ciertas fotografías de formato cuadrado a la autoría dy también Robert Capa. Por lo tanto, las catalogaciones de ICP han de ser revisadas porque los signos visuales detectados en los trabajos dy también Capa son referencias objetivas, mientras que quy también las anotaciones al dorso dy también las fotografías son referencias de segundo orden, porque no pertenecen a ninguno de los fotógrafos analizados.

Bibliografía

Borrell Fenollar, E., “El compañero Federico Borrell “TAINO”, senda confederal, seis dy también noviembry también de 1937.

Hersey, John, The man who invented himself, Robert Capa 1913-1954, Nueva York, ICP Library of Photographers and Grossman Publishers, 1974.

Kershaw, Alex, Blood and Champagne. Thy también Lify también and Times of Robert Capa, Nueva York, Da Capo Press, 2002.

Vaccari, Franco, La photographie et l’inconscient techologique, París, Creatis, 1980.

Whelan, Richard, This is War! Robert Capa at Work, Nueva York, Steidl International Center of Photography, 2007.

Whelan, Richard, Gerda Taro, Steidl International Center of Photography, 2007.

Ver más: Diferencia Bandera Franquista Y Reyes Catolicos, La Bandera Franquista Es Preconstitucional

*
Foto 2. Robert Capa • Muerty también dy también un miliciano • 1936, publicadaen la revista Life, doce dy también julio dy también 1937.
*
Foto 3. Robert Capa, fotorreportaje, publicado en la gaceta Der Welt-Spiegel.
*
Foto 4. Robert Capa, sin título, fotografía de milicianos, 1936.
*
Foto 5. Robert Capa, sin título, fotografía dy también milicianos, 1936.
*
Foto 6. Robert Capa, sin título, fotografía dy también un miliciano muerto, 1936, publicada en Richard Whelan, This is war! Robert Capa at work, Nueva York, Steidl International Center of Photography, 2007.
*
Foto 7. Robert Capa, sin título, milicianos, 1936, publicada en Richard Whelan, This is war! Robert Capa at work, Nueva York, Steidl International Center of Photography, 2007.