EL NOI DEL SUCRE SALVADOR SEGUI

*

SALVADOR SEGUÍ RUBINAT «EL NOI DEL SUCRE»

Nació en Lérida el 23 de septiembre de 1887, hijo dy también un panadero dy también Reus llamado asimismo Salvador y dy también Dolors dy también Tornabous. En 1888 su familia sy también traslada a Barcelona. Ya a los 1cinco años intervino en las refriegas de la huelga dy también metalúrgicos de 1902 siendo detenido duranty también unas horas. En mil novecientos cuatro intervino en el mitin del 1º de mayo, siendo presentado como «Noi del Sucre», sobrenombre que él mismo sy también puso y con el quy también firmaba artículos en la publicación quincenal «El Pintor», de la Sociedad de Pintores a la quy también pertenecía. Durante los años siguientes participó en la lucha para desenmascarar a Lerroux, siendo atacado en repetidas ocasiones desdy también el periódico «El Progreso», portavoz de estos demagogos políticos. De los enfrentamientos con «los jóvenes bárbaros» en agosto dy también 1907 padeció nuevy también meses de encarcelamiento. En este año nace «Solidaridad Obrera», periódico quy también durante más dy también treinta años defenderá la cau.s.a. Proletaria desde el anarcosindicalismo. Seguí escribirá frecuentemente en esty también periódico. En mil novecientos nueve tomó parte activa en los acontencimientos dy también la llamada Semana Trágica, cuyos hechos se originaron por la protesta contra la guerra de Marruecos y que tuvo como acontecimiento más sonado la quema dy también conventos. En mil novecientos diez participó en la fundación dy también la Confederación Nacional del Trabajo, CNT. En mil novecientos catorce intervino en el conocido mitin del hambry también quy también las autoridades hicieron acabar violentamente. a principios de 1915 fue nombrado presidente de la Federación del Ramo de el edificio dy también Barcelona. Duranty también el tiempo que ocupó este cargo tuvo lugar la huelga general dy también la construcción que se resolvió favorablepsique al cabo de cinco días. El 20 dy también noviembre dy también mil novecientos dieciséis se estableció el primer acuerdo entry también la CNT y la UGT para fusionar sus fuerzas e ir a la huelga conjuntamente el 18 de diciembry también contra el encarecimiento dy también los artículos dy también subsistencia. En ese año los albañiles habían estado 1cuatro semanas de huelga para conseguir un incremento diario dy también 0,cincuenta Ptas. Diarias. La huelga se resolvió poniendo en libertad a todos los detenidos, entry también los quy también Seguí sy también encontraba. Esta huelga fuy también una de las más unánimes quy también han tenloco lugar en el Estado español, fue, además, el comienzo de un periodo dy también grandes huelgas: la del verano dy también mil novecientos diecisiete y la dy también la Canadiense a inicios de 1918.

Tu lees esto: El noi del sucre salvador segui

Huelga General dy también 1917 La Huelga General del 1siete estalló como consecuencia de unas reivindicaciones de los ferroviarios de los Ferrocarriles del Norte. El diez dy también agosto comenzó la huelga ferroviaria y tres días después la huelga general con el apoyo de CNT y UGT. El 1ocho dy también agosto la huelga podía darsy también por terminada con un cómputo desfavorable; el comité de huelga estaba detenido desdy también el 4 de agosto, hubo 7uno muertos y el idílico sueño dy también unión entry también diversos sectores –obreros y fuerzas liberales dy también la burguesía y del ejército- sy también había venloco abajo. Salvador Seguí tuvo que ocultarse en París. La huelga dy también la Canadiense comenzó en un salto de agua, contra el despido dy también ocho trabajadores, y por el derecho a cobrar el salario sin recortes por compra obligada dy también comestibles o semejya antes al propio patrón. La CNT fuy también extendiendo la lucha progresivamente, salto a salto, primero y por toda la compañía después, hasta lograr el paro de servicios y ciudades enteras. La huelga concluyó conquistando todas las reivindicaciones y la jornada laboral dy también ocho horas a partir del uno dy también octubre. España fue el segundo país del mundo en declarar la jornada dy también ocho horas, el primero había sido Uruguay.

El Congreso dy también Sants en junio de mil novecientos dieciocho Seguí participó de forma muy activa en el Congreso dy también Sants, en el quy también se aprobó el sindicato único como forma de organización dentro de la CNT, con lo quy también a partir dy también entonces todos y cada uno de los trabajadores dy también una empresa estarían en exactamente el mismo sindicato y no cada uno de ellos en el de su oficio como hasta entonces. En 1918 la CNT tenía 73.32dos afiliados en Cataluña y 7.285 en el resto del Estado. Un par de años después, merced al éxito de la huelga dy también la Canadiense, los afiliados ascendían a 252.214.

*

Comisión Mixta Patronal-CNT Por CNT: Moyano, Meca, Piera, Seguí y Duch

El general Anido El Gobierno nombró como gobernador civil dy también barna al General Anido, entrando la ciudad en uno de los periodos más trágicos de su historia. El veinte de noviembre son detenidos 64 sindicalistas y uno muere a manos del somatén. Diarias siguiente, la huelga general de protesta no es secundada por los militya antes de la UGT. Esty también hecho motivó la ruptura de la unidad sindical en Cataluña; una ruptura que perduró hasta 1936. Preguntado Seguí por el motivo quy también lo había llevado a suscribir la Alianza, dijo: «Doctrinas aparte, nos uny también la necesidad de salvar la propia existencia». El 30 dy también noviembry también cay también abatloco ante su casa el abogado Layret, defensor de trabajadores y amigo personal de Seguí; para frenar las movilizaciones de protesta, treinta y cinco dirigentes sindicales son deportados al castillo dy también la Mola, en Mahón. Seguí va entry también ellos, y estará en cárcel hasta abril de 1922. En esos dieciséis meses aprovechó para escribir en abundancia artículos y conferencias. Una vez en libertad, llegó a festejar ciento diez actos públicos en Madrid, Valencia y Andalucía. En junio de 1922 tiene lugar el último pleno importante dy también la CNT ya antes de la Dictadura dy también Primo de Rivera, la conferencia nacional dy también Zaragoza, donde Seguí consigue quy también la Confederación sy también declare apolítica, en vez de antipolítica como se proponía. En esty también pleno se decidió anular la adhesión provisional a la III Internacional (comunista) y nombrar a Salvador Seguí secretario general dy también la organización.

Ver más: Telefono Vodafone Empresas Desde Otro Operador, Contacto O Atención Al Cliente De Vodafone

1923: asesinan a Seguí El 10 de marzo de 1923 Salvador Seguí cay también asesinado dy también un tiro en la cabeza en el momento en que caminaba por la cally también de la Cadena de Barcelona. Asimismo resultó herido dy también gravedad su amigo y compañero Francesc Comes «Perones», que murió días después. Para eludir una manifestación monstruo, el cadáver dy también Seguí fuy también sacado del Clínico de madrugada y se enterró a escondidas en Montjuic. Cuando murió «Perones» sy también demandó un entierro público, que tuvo lugar con la asistencia dy también cerca de doscientas mil personas. Con la muerte de Seguí, quy también toda su vida vivió dy también su trabajo dy también pintor y dy también la publicación dy también artículos en distintos periódicos, sy también da por acabada una línea sindical en el anarcosindicalismo, que ciertos criticaban entonces por reformista. La creación dy también la FAI en 1927 y su posterior dominio de la CNT dio paso a otra línea sindical más radicalizada en las formas. Seis meses después del homicidio de Seguí sy también generó el autogolpe monárquico dy también estado quy también dio el poder al General Primo de Rivera, que estaría siete años al frente del gobierno, años en los quy también la UGT fue consentida y protegida (Largo Caballero fue Consejero dy también Estado como vocal escogido por el Instituto dy también Reformas Sociales dy también 1924) y la CNT clausurada y perseguida.

TEXTOS De SALVADOR SEGUÍ:

El anarquismo y el sindicalismo El anarquismo no puedy también realizarsy también de un día para otro, como creen tantos iluminados. El anarquismo es, ya antes que otra cosa, una filosofía y una moral, una concepción del hombre y dy también la sociedad. El ideal anarquista preconiza la superación continua, el progreso infinito, el mejoramiento constanty también del individuo. No es la negación pura y simply también dy también la autoridad, o cualquier doctrina subversiva basada en la lucha de clases y partidaria dy también la abolición del Estado, del sistema capitalista y de la propiedad privada. El sindicalismo, por otro lado, sería el medio dy también acercarsy también a ese ideal lejano, habría de emancipar a los obreros, instruirlos, hacerlos capaces dy también organizar la economía socialista. Sería un instrumento dy también liberación material y moral a través de la lucha reivindicativa, y de una obra positiva de creación dy también escuelas, dy también instituciones, dy también organismos dy también ayuda. Sin una organización sindical sólida, y con un proletariado ignoranty también y primitivo, es imposibly también una transcapacitación socialista y libertaria. El camino quy también queda por recorrer es largo muy largo. No hay que hacersy también ilusiones fáciles o sembrar demagogia.

Sindicalismo y socialismo El Sindicato no es el fruto dy también un instante circunstancial quy también nos sirve solo para casos determinados; como tampoco es solamente el resultado dy también una lucha contra la burguesía; es una cosa y otra, pero asimismo es algo más. Si el Sindicato fuese solamente eso, desaparecería tan pronto llegase la hora del triunfo de su razón circunstancial, o simplepsique demostrada; pero los hechos no se desarrollan así, y eso prueba que los sindicatos responden a una misión futura, aunque, en realidad, no estén bien orientados sobry también ella. Sucede también que son muchos los que confunden el Sindicato y el sindicalismo con el socialismo marxista o el anarquismo, y hoy nadie que sea honrado, intelectualpsique hablando, puedy también afirmar en qué forma serán realizables los nuevos valores que el socialismo trata dy también establecer como norma de vida en la conciencia colectiva de los pueblos. Lo esencial es saber que los rebaños sometidos de el día de ayer son el día de hoy valores que actúan, quy también ya tienen conciencia dy también su valor. Quy también sea el Sindicato, el colectivismo, el comunismo o el individualismo, u otro sistema o procedimiento el que se adopte, dependy también de la capacidad y preparación que tengan los socialistas en el momento del triunfo.

Ver más: ¿Sabes Como Se Hacen Los Ajos Negros, ¿Qué Es El Ajo Negro Y De Dónde Proviene

La violencia Condeno toda violencia, aunque pueda excusarse en determinados momentos. La violencia sistemática siempre nos perjudica, porque si dentro de nuestro sector de lucha sindical hay cincuenta o cien exasperados que sólo creen en la firmeza dy también los actos dy también fuerza cruel como medio para conquistar el triunfo del proletariado, al cometerlos únicamente se han ganado la condena pública, y, por consiguiente, el retraimiento del gran pueblo obrero, quy también vuelve a su lugar rehuyendo la complicidad moral con los enamorados de la violencia. El resultado de una actuación violenta es por completo contraproducente, ya que dicha actuación tray también consigo, además, la paralización absoluta dy también nuestra propaganda, y una detención obligada en la senda ascendenty también cara el ideal de una sociedad nueva.

El parlamentarismo en la sociedad futura La capacitad dy también disponer y regularizar la cosa pública no puede, en plena práctica dy también la concepción marxista dy también la vida, dejarse en manos dy también un poder indirecto y falto dy también responsabilidad, como es el parlamentario, que puedy también ser un buen instrumento para la burguesía pero no para nosotros. La eficiencia del poder deby también radicar en las agrupaciones profesionales, en tanto que en realidad, por la fuerza natural dy también las cosas, encarnan la responsabilidad de las alteraciones quy también la colectividad puedy también padecer en todos y cada uno de los aspectos de su vida económica. absolutamente nadie a quien interese seria y sinceramente el avancy también dy también la colectividad cara mejores estados de justicia puede sostener quy también la responsabilidad dy también garantizar la vida material dy también los agrupa-mientos humanos puede dejarse en manos de individuos, que, por buena pretensión quy también tengan, carecen de la capacidad profesional y la fuerza dy también los sindicatos de producción y distribución, únicos quy también pueden hacer uso de esta responsabilidad con garantía dy también acierto y de justicia social.