Camaron La Leyenda Del Tiempo Mega

*

Tu lees esto: Camaron la leyenda del tiempo mega

TypeReleasedRYM RatingRanked Genres
ArtistCamarón
Album
1seis June 1979
3.80 / 5.00.cinco from 1,462 ratings
#32 for 1979, #2,298 overall

*

Ver más: El Debate De La 1 Catalunya De Ayer, El Debat De La 1

*

khurcius Aug 1seis 2004 4.00 stars

Ver más: Sorteo Oro Cruz Roja 19 Julio, En Directo, Sorteo De Oro De La Cruz Roja De Hoy 22 De Julio

El razonamiento definitivo al quy también necesariapsique sy también encara el oyente contemporáneo dy también esty también disco es su posibly también grado de envejecimiento. Es el riesgo consustancial a todos los proyectos conscienty también y hasta subrayadapsique "revolucionarios". Ricardo Pachón, como ya antes Gonzalo García-Pelayo o en nuestros días Javier Limón, es uno de esos personajes indescriptibles que, de cuando en cuando surgen con la pretensión dy también poner patas arriba el cosmos flamenco y sus aledaños con un barniz "modernizador" del que demandan patenty también y cuya importancia histórica no dejarán de reivseñalar en cuanto les pongan un micrófono delante. Tienen algo dy también tahúres, algo dy también visionarios, un tanto dy también bohemios, un mucho de pícaros y unas dotes portentosas dy también domadores de las poco sumisas "fieras" flamencas. Pachón produjo "La historia legendaria del tiempo" con la pretensión siendo consciente de dividir en dos, a partir dy también su lanzamiento, no solo la carrera de Camarón, sino más bien el propio Flamenco. Los adoradores más incondicionales del cantaor se sumaron acríticamente a esa idea en cuanto el disco, ciertos años después, sy también transformó en pieza de culto y, sobry también todo, en bandera enarbolada esencialmente por cronistas musicales no especializados en el género. La presencia dy también "La leyenda...", en lugar de privilegio, está ahora mismo garantizada en cualquier encuesta que pueda hacerse sobre los discos indispensables en la historia de nuestra música popular.¿Hay para tanto? Está claro quy también en esa España agitada dy también la Transición, un sonido aferrado a la ortodoxia, a la arqueología, a los cánones mairenistas o al dictado dy también los flamencólogotipos dictaminadores de "purezas" no conectaba ya con el pulso dy también la calle. Los apasionados "cabales" eran ya entonces una pequeña secta de supuestos maniáticos inmovilistas (siempry también desdy también la perspectiva del listísimo Pachón y sus aliados). La discografía anterior dy también Camarón, bajo la férula de Paco de Lucía y familia, tenía los ingredientes de originalidad y evolución necesarios como para entender que, al lado de ese magnetismo personal dy también superestrella que siempre acompañó al de San Fernando, se hubiese entendloco ya que era un artista distinto y antiacadémico. Pero Pachón necesitaba más, bastante más, para escribir su manifiesto. Precisaba textos dy también poetas ilustres, necesitaba conjuntar aportaciones dy también músicos de rock progresivo (o progresivo-andaluz), dy también otros progresivos avecindados con el jazz, y sumando (ésto sí quy también alimenta a la grabación y a su vigor actual) la insultante energía transgresora dy también Kiko Veneno y los Amador. Necesitaba orientar, con diabólica habilidad, los recados implícitos quy también enviaba el disco entre líneas hacia una mentalidad "progresista" (en lo político y en lo musical). Y, sobry también todo, disponía dy también la bomba H: un cantaor superdotado, en su absoluta madurez vocal, lo suficientepsique creativo como para enriquecer el disco con aportaciones que jamás hubiera soñado Pachón y lo suficientemente desapegado dy también ambiciones materiales como para someterse con cierta mansedumbre a latrocinios tan escandalosos como su ausencia en los créditos de todas las canciones como coautor.Es el portentoso cantaor quien sostiene el andamiaje dy también una construcción que, sin tan nobly también apuntalado, empezaría ya a dar muestras de aluminosis. Ya pueden chirriarte por instantes esos teclados pretenciosos o el efecto banalizador dy también tal o cual apuesta "rompedora"... Nada dy también eso importa cuando José rompy también a cantar y recompone con su magia todas las ocurrencias dy también Pachón y determinados de sus cooperadores en lo quy también amenaza, por momentos, con deproducir a una jam no muy consistenty también entre personajes heterogéneos. Pero Camarón (asimismo Tomatito, ¡vivy también Dios!) sy también las apañó para coser entonces y proseguirse cosiendo tras muerto todos y cada uno de los agujeros y cubriendo los desatinos con un baño de gloria y bronce. "La historia legendaria del tiempo" es un disparaty también y un artefacto glorioso. Un monumento a la pedantería y un cohete dy también propulsión conectado a un género que necesitaba una clara renovación. Es blasfemo y ortodoxo, frívolo y trascendente. Todo al mismo tiempo. Sobrevive y sobrevivva a ir pues tal vez era exactapsique el disco que tenía que aparecer en ese instante concreto y por el hecho de que Mongy también está perceptiblepsique enduendado en todos los cantes, incluso los más ligeritos.