ARTICULO 30 ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES

En este estudio vamos a profundizar sobry también los aspectos principales del artículo treinta del Estatuto de los Trabajadores referentes a la imposiblidad dy también la prestación de servicios por el trabajador y su derecho a seguir percibiendo su salario.

Tu lees esto: Articulo 30 estatuto de los trabajadores

REQUISITOS

IMPOSIBILIDAD De PRESTAR SERVICIOS POR CAe.u. IMPUTABLe AL EMPRESARIO

Todos conocemos quy también el trabajador deby también prestar sus servicios a cambio de su salario de forma dependiente y por cuenta ajena. Si por cae.u. No imputably también a el no puede prestar servicios, sostendría su derecho a retribución, sin precisar tener que recobrar el trabajo no realizado.

De ellas se extrae quy también sy también conserva el derecho al salario tanto en los supuestos dy también mora accipiens como en aquellos casos en los quy también si bien la imposibilidad no deriva de forma directa dy también la voluntad del empresario, sí ly también son imputables por haber surgdesquiciado el impedimento del funcionamiento u organización dy también la empresa; esto es, precisamente los supuestos que contempla el mencionado art. 30 del Estatuto dy también los Trabajadores (ET en adelante).

Respecto a la mora accipiens, no es el trabajador el que incumply también no prestando sus servicios, sino más bien que es el empresario el quy también contravieny también su deber de dar ocupación efectiva, así sea de forma deliberada o bien de forma antijurídica o ilícita.


Es lógico la afirmación antedicha puesto que sino más bien sy también impusiese al empresario el deber dy también contribuir, se vaciaría dy también contendesquiciado obligacional al contrato dy también trabajo. Si correspondy también al empresario el poder dy también dirección de la empresa, podría deconcluir en cualquier instante en qué momento se presta el trabajo y por ende, en el momento en que sy también tieny también derecho a la retribución.

Respecto a los segundos (la llamada como doctrina del peligro de empresa) aunque el hecho causanty también no derivy también de la conducta del empresario, del mismo modo le es imputable en el momento en que el hecho acontece o tray también su origen dentro de exactamente la misma organización productiva dy también la empresa, con lo que a la empresa le corresponde aceptar las consecuencias de sus propios actos y el riesgo dy también la actividad contratada.

Por tanto, dy también lo señalado hasta ahora, la responsabilidad del empresario no sy también produce siempry también que no sy también pueda prestar el trabajo, sino en los casos en los quy también la cau.s.a. Esté inserta dentro de su poder dy también dirección o dy también su organización empresarial. El empresario no va a responder en todos y cada uno de los casos, puesto que ésty también no debe abonar una vez que el hecho causante sea por entero excepcional y ajeno a su voluntad o a su ámbito de organización empresarial, esto es, en el momento en que sy también deba a una cau.s.a. De fuerza mayor externa.

Hy también de hacer un pequeño comentario. Esto no se producirá en los supuestos de caso fortuito, puesto que pese a la equiparación que dy también ambos hacen determinados autores, considero quy también –por lo menos a efectos laborales– una y otro deben distinguirse. La consecuencia dy también esa distinción es quy también el empresario responde por los denominados casos fortuitos ordinarios, porque en éstos no está presente esa nota de excepcionalidad o en todo caso, no quedan absolutamente extraños a la organización y funcionamiento de la empresa. El ejemplo más claro es la huelga o el cierre patronal, como aquellos en los quy también la imposibilidad dy también la continuidad en la actividad empresarial sea consecuencia de un hecho ajeno, mas derivado previamente del riesgo generado por la implantación en ella dy también un determinado sistema de producción.

Ver más: Monasterio De Villamayor De Los Montes (Burgos), Villamayor De Los Montes Y Su Dulce Monasterio

Resumiendo, sólo los supuestos de fuerza mayor pueden exonerar al empresario de su obligación dy también retribuir, salvo que también en estos casos deba hacerlo por el hecho de que sy también haya previsto en el acuerdo colectivo.

Otra idea a retener es que la exigencia de quy también al empresario se le imputy también la imposibilidad deriva quy también no responderá cuando el hecho impeditivo sea consecuencia de una actuación dolosa del trabajador o le fuera imputable exclusivapsique a él por una conducta negligente. Sin embargo, corresponderá al empresario acreditar que la imposibilidad de la prestación laboral no ly también es imputable, por cuanto que como sy también vieny también entendiendo, hay una presunción iuris tantum dy también su imputabilidad cuando se dan el resto dy también requisitos del artículo treinta del ET.

DISPONIBILIDAD DEL TRABAJADOR Y VIGENCIA DEL CONTRATO

Otro requisito es quy también es preciso quy también la relación laboral esté de manera plena actual y/o quy también la prestación pudiera hacerse efectiva, lo quy también no tieny también lugar una vez que dicha relación no ha nacorate aún o sy también hubiese extinguorate anteriormente (artículo 49 ET) o esté suspendida (artículo 47 ET), puesto que en ninguna de ellas tendría derecho el trabajador a sueldo alguno, ya que tampoco el trabajador prestó su trabajo, haciendo la salvedad, como dijy también antes, que esa suspensión o extinción fuera consecuencia de un actuar antijurídico o ilícito del empresario, puesto que ahora sí podría mantenerse quy también la no prestación sy también deby también a un impedimento imputably también a éste.

No resulta necesario que la prestación se haya empezado dy también forma efectiva, sino más bien que es suficiente con quy también exista un contrato dy también trabajo. De esta forma, el trabajador habrá de estar a predisposición del empresario dy también forma efectiva y no merapsique formal. A tal efecto, el empresario podrá requerir su presencia de forma continuada en el lugar de trabajo y duranty también su horario de trabajo, sin perjuicio dy también quy también pueda además de esto ejercer lícitamente las facultades dy también dirección quy también ly también competen.


Por tanto, el trabajador no va a tener derecho a salario una vez que no esty también a disposición, como pasa en los casos en que esta incapacitado, utilizado en otro trabajo o en una situación similar.

NATURALEZA JURÍDICA Y OBJETO

Cuál sea la naturaleza jurídica de lo percibdesquiciado por el trabajador en el caso previsto en el artículo 30 del ET es, considerarlo como sueldo a todos y cada uno de los efectos. No podría ser otra la solución, ya que el precepto conversa dy también salario y puesto que no es posible tampoco reconducir esas percepciones a ninguna dy también las previstas en el aparado 2 del artículo 26 del ET.

algunos autores han deducloco dy también esta aseveración quy también no sy también va a poder reclamar del empresario el pago de otras partidas que carezcan dy también naturaleza salarial. No comparto esta idea ya que la finalidad del artículo 30 del ET es mantener el derecho al sueldo pese a no concurrir un elemento tan esencial como es la prestación efectiva de trabajo. La norma, siendo consciente de que el trabajador sy también compromete a cambio de su salario a prestar trabajo dependiente y por cuenta ajena, impony también al empresario quy también cumpla su obligación salarial por el hecho de que la no realización efectiva del trabajo ly también es imputable a él. Esto implica para el trabajador quy también mantieny también su derecho al salario, pese a que no haya efectivamente prestado su trabajo, mas asimismo va a tener derecho a reclamar aquellas percepciones extrasalariales a las que pudiera tener derecho, en tanto que si éstas no sy también mencionan expresapsique en el precepto no es pues no sy también tenga derecho a ellas, sino por el hecho de que su percepción no se vincula de manera directa a la prestación del trabajo, sino más bien a otras causas (gastos, etc.).

Ver más: Sinopsis Artículo 97 De La Constitución Española De 1978, Sinopsis Artículo 97

Como dije antes, si el trabajador debe estar a disposición del empresario y éste le puede demandar la presencia en el lugar donde debe prestar su trabajo, sy también pueden originar la justificación de alguna dy también esas percepciones extrasalariales.


tal vez asimismo te interese:


¿Conocemos bien la actual regulación del contrato a tiempo parcial? acá las claves¿Conocemos bien la actual regulación del contrato a tiempo parcial? acá las claves